Sígame en

 >  > Mayo

El Congreso de la República aprobó en último debate el proyecto de ley, de autoría de la Fiscalía General de la Nación, que busca sancionar severamente a quienes incurran en maltrato intrafamiliar. Solo falta la firma del presidente Iván Duque para que la iniciativa se convierta en ley y entre en vigencia inmediata. La eventual normativa establece, específicamente, la conducta penal en la que incurriría quien sea denunciado por ejercer actos violentos en el núcleo familiar, y amplía el rango de sujetos sobre quienes recaería el castigo. Así las cosas, las penas establecidas en el artículo 229 del Código Penal, referidas a la violencia intrafamiliar, quedarían de entre cuatro a ocho años de prisión. Antes, el castigo por este mismo delito se establecía entre uno y tres años tras las rejas. Además, si dicha conducta recae no solo sobre un menor, sino sobre un adolescente, una mujer, una persona mayor de 60 años o con algún tipo de discapacidad física, sensorial o psicológica, o quien se encuentre en estado de indefensión o en “cualquier condición de inferioridad”, la pena será mayor: entre seis y 14 años.

La plenaria del Senado de la República aprobó la conciliación de un proyecto de ley de autoría de la Fiscalía que acorta los procesos judiciales por violencia intrafamiliar y mejora las rutas de atención para las víctimas de este delito. La iniciativa, que ya pasa a sanción presidencial, endurece las sanciones para quienes reincidan en esta falta. Actualmente, la violencia intrafamiliar tiene penas que van desde los 4 hasta los 8 años de cárcel, pero la reincidencia podría ser castigada con prisión de entre 12 y 14 años. El senador Carlos Guevara, ponente del proyecto, dijo que “este es un delito que, según la Fiscalía, tuvo alrededor de 92.000 casos, con un nivel de impunidad del 92%. Este pryoecto incluye nuevos actores dentro de este delito como ex esposos, ex compañeros, cuidadores, parejas, ex parejas”.