Saltar al contenido
Inicio » Ley de conductores ebrios: “Hecha la Ley, hecha la trampa”

Ley de conductores ebrios: “Hecha la Ley, hecha la trampa”

    DSCN5595

    A partir de la promulgación de la Ley 1696 del 18 de diciembre de 2.013, las autoridades de tránsito en el país han impuesto 25.557 comparendos a conductores que han sido sorprendidos manejando en estado de embriaguez, pero sólo han sido canceladas 392 multas, denunció hoy una de las autoras de la Ley Gloria Stella Díaz del Partido Político MIRA.

    Las cifras entregadas por el SIMIT y que corresponden al período diciembre 19/13 a septiembre 14/14, fueron reveladas en el marco de la Audiencia Pública de Seguridad Vial “Creando cultura en la movilidad”.

    En la audiencia se reveló como en el último año y gracias a la entrada en vigencia de la Ley, los comparendos a conductores ebrios se redujeron a la mitad, pero la cartera morosa para los organismos de tránsito aumentó. “Al conductor ebrio lo detienen, le imponen el comparendo y le mandan el vehículo a los patios; pero cuando se le pasa la borrachera, va a tránsito, cancela el valor de la grúa y de los patios y se lleva su vehículo sin cancelar el comparendo, y todo porque la norma lo permite”.

    Según las estadísticas, 3.307 conductores fueron sorprendidos con grado cero de alcohol, 8.146 con grado uno, 5.836 con grado dos y 8.288 con grado tres. 476 personas se negaron a realizarse la prueba de alcoholemia, se les impuso la multa más alta pero ninguno de los infractores ha cancelado el comparendo.

    Un total de 12.472 licencias de conducción fueron suspendidas, 427 por reincidencia y 44 canceladas.

    Los accidentes de tránsito son un problema social, de salud pública, cultural y hasta económico, ya que según el Banco Intermericano de Desarrollo BID, este tipo de siniestros cuestan cerca de un punto del Producto Interno Bruto del país. Según cifras de la Organización Mundial de la salud, cada año se producen cerca de 1 millón 200 mil muertes por este flagelo. En Colombia el año pasado 393 personas perdieron la vida en siniestros en donde el alcohol estuvo presente.

    Durante este año hemos visto como prácticamente los conductores se burlan de la norma, como dicen por ahí ” Hecha la Ley, hecha la trampa”; por eso desde esta Audiencia hacemos un llamado al Gobierno nacional para que logremos un consenso frente al castigo para los conductores ebrios que con su irresponsabilidad están acabando con la felicidad de muchos hogares colombianos, puntualizó el Representante a la Cámara por Bogotá de MIRA, Carlos Eduardo Guevara.